Tribunal Banner


El arbitraje es menos formal que un juicio y las reglas de evidencia son, a menudo, menos estrictas. Una persona neutra, llamada “árbitro”, escucha los argumentos y la evidencia de cada parte y luego toma una decisión que comunica por escrito. Los árbitros privados pueden cobrar honorarios por su tiempo.

Las partes pueden acordar que el arbitraje sea vinculante o no vinculante. En un arbitraje vinculante, las partes renuncian a su derecho a un juicio y deciden aceptar la decisión del árbitro como decisión final. Es aplicable y resuelve completamente el caso sin oportunidad de apelación.

En un arbitraje no vinculante, las partes son libres de solicitar un juicio si no aceptan la decisión del árbitro.

Habitualmente, el arbitraje es más adecuado para casos en los que las partes desean que otra persona decida el resultado del conflicto pero quieren evitar la formalidad, la pérdida de tiempo y los gastos que implica un juicio.

El arbitraje puede no ser apropiado si las partes desean tener control sobre la resolución del conflicto.

Salvo algunas excepciones, la mayoría de los casos civiles con un valor monetario inferior a $50.000 por cada demandante pueden someterse a arbitraje. Consulte la Sección 1141.10-1141.31 del Código de Procedimientos Civiles de California.

Haga clic aquí para consultar la lista de árbitros aprobados por el Tribunal.


2017 © Tribunal Superior de California, condado de Monterey